Conciertos

La fotografía de conciertos puede ser casi tan imprevisible como la de deportes. Dos horas de partido y en unos segundos de despiste te puedes perder el único gol.